Recorrido intenso por Italia

Mi primera vez en Italia fue en 2010, recuerdo que fue la última parada en un viaje exhaustivo del estilo “22 días / 10 ciudades”, uno de esos viajes que me jure no volver a hacer, que me dejaron necesitando vacaciones de las vacaciones. Cuando la maratón terminó decidí que no iba a volver a viajar así, que mis próximos viajes iban a ser al ritmo que mi cuerpo lo decida. Cuando me aburro me muevo, si me siento cómoda me quedo más tiempo, sin prisas.

Cuatro años después volví a Italia en un plan completamente distinto. Entre idas y vueltas pasé un mes en la capital de la pizza y la pasta. Lo disfruté más y conocí mejor, descubrí lugares nuevos y repetí otros que me habían encantado un tiempo atrás. Este fue mi recorrido, lo que disfrute, lo que no me gustó y los lugares a los que me gustaría volver.

Roma desde Pizza Spagna
Roma desde Pizza Spagna

Nápoles: Sin duda la ciudad más caótica que conocí en todo Europa. La cultura, la gente, todo es como en Buenos Aires pero un poquito mas desorganizado. Aunque suene imposible, son más relajados que nosotros. Lo mejor y más curioso son las cientos de iglesias que hay en la ciudad, mas o menos una cada dos manzanas!  No se vayan sin comer un cannoli.

Génova: Una de las ciudades que supo ser la gloria de Italia, llena de palacios que solían habitar familias de la gran aristocracia y que actualmente, en su mayoría, pertenecen al estado. Cuenta con uno de los puertos más grandes de Italia. Recomendado, pasear por la Via Garibaldi para contemplar todos los palacios y aprovechar los museos.

Cinque Terre: De estos hermosos cinco pueblos alocados en la costa italiana, solo pude conocer tres Monterroso, Vernazza y Riomaggiore. Mientras que el primero es bastante grande y tiene una hermosa playa, los otros dos son más pequeños y en general se veranea entre las rocas. Fuera de temporada no hay mucho y en temporada es un infierno de gente. La mejor época es en primavera.

Génova
Génova

Milan: La capital de la moda es la ciudad que más contrasta con la imagen mental que tenemos de los italianos, eso lo explicó un poco acá. Ideal para caminar ya que no es muy grande y todo esta relativamente cerca. No perderse los panzerottis de Luini, y después terminado el almuerzo, enfrente esta CioccolatItaliani, que te rellenan el cucurucho con chocolate liquido antes de poner el helado. Una LO CU RA.

Verona: Turística como pocas, esta ciudad de la zona del Veneto es una belleza pequeñita. Se recorre en uno o dos días para los que vienen con un calendario apretado. Infaltable: la arena y la casa de Julieta, la Julieta de Romeo. Recorriendo también encontré la casa de Mercurio.

Un poquito de la Arena, con una carrera de Papa Noeles de fondo.
Un poquito de la Arena, con una carrera de Papa Noeles de fondo.

Bologna: Una ciudad con una gran vida juvenil debido a la abundancia de universidades que tiene. Esta amurallada y vale la pena conocer algunas de las puertas de ingreso a la ciudad. Tienen una torre que esta inclinada, pero inclinada que parece que se cae, la de Pisa parece derecha si las comparamos. También se recorre en un día, no hay mucho para hacer.

Roma: La capital de este país de locos, la primera vez que estuve fue mi última parada del eurotrip y sentí que ya estaba con un pie en Buenos Aires. A pesar de todo, tiene una cultura hermosa y se descubren cosas nuevas cada vez que uno camina. La ciudad esta minada en ruinas que no están anunciadas en ninguna parte, así que hay que caminar y descubrir. Si tienen tiempo vayan a la Villa Borghese, unos jardines hermosos y con una vista privilegiada al lado de la Piazza del Popolo.

Una ventanita de Piazza Navona
Una ventanita de Piazza Navona

Sorrento: La ciudad capital de la costa amalfitana. Parada perfecta para los que quieren recorrer Positano, Amalfi y Capri. Fácil de acceder por tren y con opciones para llegar a los balnearios antes mencionados. Esta ubicada en altura por lo que desde la piazza central se tiene una vista hermosa del mar. Cuenta con una gran variedad de hoteles y restaurantes.

Positano: La manera más sencilla de llegar es por micro desde Sorrento, es un pueblito hermoso y pintoresco, con una playa pequeña pero muy bonita. Al igual que algunos pueblos de Cinque Terre, en verano esta que arde y no entra una aguja en la ciudad. Vayan con mapa porque es muy fácil perderse.

Faraglioni di Capri
Faraglioni di Capri

Capri: Se llega si o si por barco, salen desde Napoles o desde Sorrento. Recomendado una vez recorrida Capri tomar un bus hasta Ana Capri, dentro de la misma isla en la parte más alta de la misma. Muchos recomiendan hacer la Gruta Azzurra, recomiendo informarse antes de ir, no hagan como yo que fui fuera de temporada, camine una hora para llegar y el tour que va adentro de la gruta no esta funcionando.

Italia es un país hermoso y amplio, con muchas similitudes con mi país. Por momentos me encanta y quiero volver a todas esas playas divinas, por momentos me vuelve loca y quiero volver corriendo al primer mundo. Hay que aprender a disfrutarlo como es y tratar de relajarnos como ellos, esa es la mejor manera de tener la verdadera experiencia tana.

 

4 Comment

  1. Mercedes Carbonaro Partarrieu says:

    Hola Laura….me encanta leer lo que escribis….me has traido tantos recuerdos de lugares hermosos y no tan al los cuales viste decadas atras!!!!….creo que gracias a ti habra nuevos paseos por algunos de ellos!!!…buen viaje!

  2. Buenísimo el post. Hermosa Verona !!!, algo más que decir de Roma?, en Nápoles: sfogliatella, los cannoli allí son buenos pero los imperdibles están en Sicilia…
    Otra, se dieron los dos primeros deseos para 2015: viste nevar en Hamburg y Wien !!!!, ahora seguí sumando mientras esperamos las desventuras¿? de un tedesco en B.A., besotes mil

  3. Hola Laua. Me encantó tu post de Italia y Austria. Me hiciste recordar mis vivencias de la última primavera boreal.
    me encanta lo que escribis.
    Felicitaciones y saludos.

  4. Gracias Gustavo! Espero que recordar inspire también a viajar! Un abrazo!

Deci hola! Dale, animate!