¿Qué visitar en Cracovia en 2 días?

Cracovia

Visitar Cracovia

En mi breve recorrido por Polonia visité dos ciudades: Varsovia y Cracovia. Si bien pudieron leer un poco de eso en este post, la idea es que acá puedan encontrar una información más detallada de qué ver en Cracovia. Cómo recorrer la ciudad, qué excursiones vale la pena hacer y cuánto tiempo vale la pena quedarse.

Llegué a Cracovia después de visitar la capital del país y, esta nueva ciudad, fue un respiro del ruido y del caos que se padece en cualquier ciudad grande. Cracovia es chica, es fácil recorrerla caminando. Tiene mucho verde y un rio que la atraviesa.

El sol del verano polaco era fuerte pero hacía las caminatas super agradable. El invierno en Cracovia es muy duro, con temperaturas que alcanzan los 20 grados bajo cero, en contraste el verano es muy caluroso y llega a hacer hasta 30 grados.

Cracovia Centro
Camino rumbo a la plaza principal de la ciudad

¿Dónde alojarse en Cracovia?

Como en la mayoría de mis viajes, me alojé por Couchsurfing con un chico canadiense por dos noches. Todo estaba bien, excluyendo que el muchacho roncaba como si fuese el fin de sus días. Las dos noches que dormí ahí fueron terribles, casi no pegué un ojo.

Si prefieren hospedarse en un hotel o un hostel, les recomiendo que lo hagan dentro de la Ciudad Vieja. Casi todos los atractivos de la ciudad están por esa zona.

Primer día en Cracovia

Lo primero que tienen que saber es que a pesar de que esta ciudad es pequeña, dos días es poco tiempo. Cracovia demanda al menos cuatro días, dos para conocer la ciudad y otros dos para hacer excursiones. Como esta guía es por la ciudad, los otros dos días no están incluídos.

Les recomiendo empezar haciendo algún Free Walking Tour, en mi caso, tomé el de unos chicos con las sombrillas amarillas. Nos tocó una guía polaca que hablaba muy bien español y nos explicó todo sobre la ciudad. Estos tour son un buen inicio para tener un pantallazo general de todo.

Casi siempre, en esos tours encuentro gente amable entre el público y sigo recorriendo la ciudad en compañía. No fue el caso de Cracovia, así que seguí recorriendo sola.

En el tour vi:

  • La plaza principal de la ciudad, con su mercado y la historia de su iglesia. ¿Sabían que Polonia es uno de los países más católicos del mundo?
  • La Barbacana, una de las puertas más antiguas de ingreso a la ciudad
  • El Barrio Judío
  • La Universidad Juan Pablo II, donde durante el nazismo se impartía clases de manera clandestina
  • La diócesis donde estudió Juan Pablo II
  • El Castillo de Wawel

El recorrido guiado terminó en el castillo, desde ahí, estaba por mi cuenta. Caminé hasta donde esta el famoso dragón que tira fuego por la boca y después bajé hasta la vera del río.

Descansé un rato del calor y volví a subir para recorrer, a mi tiempo, el castillo por afuera. El lugar donde esta emplazado es gigante y me había quedado con ganas de detenerme a ver la arquitectura.

Cracovia Wawel
La plaza interna del castillo.

Dentro del predio del castillo está también la Catedral de Wawel. Este lugar fue la primera residencia de los reyes polacos cuando Cracovia era la capital del país. Con el traslado de la capital a Varsovia, el lugar cayó en desuso. Ahora, esta casi todo puesto a punto para recibir visitas. La entrada a la Catedral es gratuita, pero algunas salas son de pago.

Segundo día en Cracovia

Había quedado en encontrarme con un mexicano que vive en Cracovia para recorrer la ciudad. Quería más información interna del lugar y mi host estaba ocupado como para darme el tour. Así que me junté con Alex, a quien conocí gracias a Couchsurfing, y fuimos a pasear. Primero, le dimos otra vuelta al barrio judío, donde me mostró las locaciones que usaron para hacer La lista de Schindler. Para los interesados en conocer la fábrica de este señor, sepan que se puede ir e ingresar al museo, la entrada cuesta 5€.

Alex también me contó algunas curiosidades de esta ciudad donde el enseña español. Por ejemplo, el edificio más antiguo de la calle Florianska (una de las principales para ingresar a la plaza) es un Mc Donald’s.

Después de almorzar en un café frente a la iglesia, decidimos ir a caminar al lado del Río Vístula, el más importante de Polonia. Es un lindo paseo, sobretodo si el clima acompaña, tiene bastante verde a los costados y muchos viajeros y locales aprovechan para descansar y tomar sol.

En el rio, hay algo interesante para hacer, tomar cerveza!! Se que suena a chiste, pero hay unos barcos estacionados en la orilla que tienen bar y restaurant. Entras, te sientas al sol con la vista de la ciudad y la brisa del rio, lugar ideal para ver un atardecer.

cracovia, rio vistula
El rio Vístula desde el Castillo.

La noche de Cracovia

Durante la noche, aproveché que tenía a mi guía local para salir juntos a cenar y a conocer la noche polaca. Según había escuchado, la joda en Cracovia es una locura, es barato y se llena de extranjeros que vienen a aprovechar la diferencia de precio.

Mi host, a quien le encantaba la noche, me llevó a Pijalnia Wódki i Piwa, obvio que no tenía idea que era eso! Cuando llegué me encontré un barcito hermoso, llenísimo de gente, descubrí la razón en un minuto. La mayoría los shots y vasos de gaseosa (vodka, coca, vino, etc) a 1€ y algunos platos como tartar de carne, borsch o tostado de salame y queso a 2€. Me volví loca!!! Por 5 € comía y tomaba bien. Claramente, son muchos los que piensan eso, el lugar es un clásico de Cracovia.

Después de esa breve comida y con un shot de vodka encima, salimos rumbo al Barrio Judío. Parece que la mayoría de los bares y la movida esta ahí. Y así fue, alrededor de una plaza, todos los bares con precios módicos, cientos de despedidas de soltero, cumpleaños y festejos se acumulaban en cada lugar. Salir de noche en Cracovia es para expertos, yo a la hora estaba de vuelta en la casa, agotada de ver tanta gente junta y borracha.

Tours para hacer cerca de Cracovia

Hay dos cosas que la mayoría de la gente visita que yo no visité por falta de tiempo. Ya tenía los tickets para ir rumbo a Praga y no los podía cambiar, así que decidí dejar algunos pendientes para mi próxima visita.

Para visitar Auschwitz pueden hacerlo sin pagar entrada antes de las 10am o después de las 3pm o bien pueden pagar 10€ para incluir una guía en alguno de los idiomas que ofrecen. Sin haber ido y conociendo algo de la historia, creo que lo mejor es pagar y tener a alguien a disposición que explique.

La otra visita que muchos hacen y que a mi no me llama tanto la atención es el tour a las minas de sal. Se puede ir con tour o ir por su cuenta y pagar la entrada con guía. El precio varia dependiendo de la temporada. Las minas abren a primera hora de la mañana y cierran poco antes de que anochezca.

Cracovia visitar
Barrio Judío

Consejos finales para visitar Cracovia

  • Clima: traten de evitar verano e invierno, lo mejor es visitar a fines de mayo o a principios de septiembre. El invierno es lindo, por la nieve, pero muy duro por las temperaturas.
  • Idioma: el polaco es imposible. La mayoría de la gente, en especial la que trabaja en turismo, habla inglés, algunos poco hablan español. Mi recomendación es que aprendan al menos a decir hola y chau y después usen señas si no hablan inglés.
  • Moneda: en Polonia se maneja el Zloty, el cambio actual es 1EUR – 4,21 PLN. En todos lados consiguen casas de cambio, traten de no cambiar en terminales o aeropuertos.
  • Sociedad: los polacos se reconocen como bastante cerrados. En un pueblo que sufrió mucho las guerras y el nazismo. La gente joven es muy amable y abierta de cabeza.

Cracovia es un imperdible de este país. Tomense su tiempo para recorrer la ciudad, hay muchos turistas en temporada alta, pero igual vale la pena. Si pueden aprovechar la estadía y recorrer los pueblos cercanos, también me comentaron que son imperdibles.

Armá tu viaje con Laura No Está

Para tener un itinerario de viaje único y a tu medida, recordá que podés contratar los servicios exclusivos que ofrece esta web. ¡No te lo pierdas!

Deci hola! Dale, animate!