¿Qué ver y qué hacer en Chicago?

Chicago Sears

Llegar a Chicago desde el aeropuerto

El viaje a la ciudad de los vientos fue parte de un recorrido que hice con mi mamá a mediados de 2015. Veníamos de recorrer las Cataratas del Niagara y la mejor forma de llegar a Chicago que encontramos fue mediante una low cost estadounidense: Southwest Airlines.

Si pensas viajar en low cost por Europa, no te pierdas este post con todos los trucos para NO pagar de más

El vuelo nos dejó en Chicago Midway y, desde ahí, nos tomamos la línea de tren/subte naranja hasta Roosevelt y combinamos con la línea roja hasta la estación Grand, que nos dejaba a una cuadra del hotel.

Los dos aeropuertos de Chicago, O’Hare y Midway, permiten combinar con tren (que luego se hace subte) hasta el centro de la ciudad. También ofrecen colectivos aunque se demora más en llegar, y shuttle bus que es bastante más caro y lento pero te deja en la puerta del hotel.

Chicago arquitectura
La arquitectura de Chicago es una de las más visitadas del mundo. Acá, en el atardecer.

Hospedaje en Chicago

Nuestro hotel, el Homewood Suites by Hilton, estaba muy bien ubicado, a solo dos cuadras de la Magnificient Mile y a siete de la Navy Pier, el muelle desde donde salen los tours por el lago Michigan.

Lo elegimos porque al ser un departamento nos daba la posibilidad de cocinar el almuerzo y la cena. El desayuno estaba incluído en el precio.

Las mejores zonas para alojarse en esta ciudad son o cerca de la Magnificient Mile o cerca del Millenium Park, es donde encuentran la mayoría de las atracciones y más cantidad de oferta de hospedaje.

Además, la zona más céntrica se recorre caminando de punta a punta, así que si estás bien ubicado te podes ahorrar bastante de lo, de otra manera, gastarías en transporte público.

Recorrer Chicago – Llegada

Nosotras tuvimos un condimento que hizo el viaje especial. Fuimos justo por el fin de semana del 4 de julio, cuando se celebra la independencia estadounidense, pero eso no fue el problema, al contrario, había varios espectáculos alusivos y a mí me hacía mucha ilusión vivir un festejo clásico del país.

El problema fue que justo en esos días, tocaba un recital de 3 días The Grateful Dead, una banda de varias décadas de antigüedad que atraía público de todas las edades y en masa. Así que la ciudad estaba repleta de fanáticos!

El primer día llegamos, con la masa de gente del aeropuerto hasta el hotel, y nos instalamos antes de salir a darle una vuelta a la ciudad.

La primera sensación fue de hormiga, los edificios son enormes, imponentes, altos, no podía dejar de mirar para arriba un minuto. Chicago te conquista con su arquitectura.

Decidimos dar una vuelta a la zona del hotel, ubicar un supermercado es clave para comer provisiones y dejar eso listo para los próximos días.

Cuando volvíamos vimos el atardecer entre los reflejos de los edificios, era verano y hacía bastante calor. En algo se parecía al microcentro porteño, el calor subía de la calle y te derretía de pies a cabeza.

Chicago Bean
The Bean, un clásico de la ciudad.

Recorrer Chicago – Día 1

Lo primero que quería hacer era volver al Millennium Park, que había apenas ojeado el día anterior, porque había un concierto gratuito de la filarmónica de la ciudad, que la dirigía un uruguayo!

Nos sentamos un rato en el anfiteatro al aire libre para disfrutar la música y el aire cálido que corría. Después de un rato partimos rumbo al Navy Pier. No suelo hacer tours más allá de los Free Walking Tour, pero quería navegar el lago Michigan.

En el muelle está lleno de compañías, una al lado de la otra, que ofrecen tours donde te muestran el skyline de la ciudad. Una al lado de la otra son, más o menos, todas lo mismo. Nos decidimos por la más barata.

El día no podía estar más perfecto, calor y sol y el agua casi turquesa del lago eran el complemento perfecto para mirar una ciudad única.

Chicago barco
La vista desde el barco

Desde ahí, nos volvimos al hotel, ya estaban cerrando el muelle para los fuegos artificiales de la noche. Hicimos una parada técnica cuando vi que había una playa al lado del lago. Esa fue una grata sorpresa, Chicago tiene playa!

Volvimos cerca de las 20 a ver el espectáculo. Creo que fuimos con demasiada expectativa y esperábamos algo al mejor estilo Disney World, pero no. Estuvo bueno, pero nada muy distinto o novedoso.

Recorrer Chicago – Día 2

El 4 de julio ya había pasado y estábamos listas para recorrer en profundidad la ciudad. Era nuestro último día completo y nos quedaba mucho por ver.

Lo primero que hicimos fue ir a la Willis Tower, donde saqué la primera foto de este post. Esta torre es la octava más alta del mundo y tiene un balcón con piso de vidrio que hace sufrir hasta al más valiente. La entrada es algo cara, sale U$S 23 pero lo vale.

Desde ahí, pasamos a la parte que había armado con mucho énfasis para el viaje. Chicago es una ciudad en la que se filmaron muchas películas, pero había dos locaciones que estaba obsesionada por conocer.

Por un lado, la vieja oficina postal de Chicago, que desde hace varios años está en desuso y bastante arruinada, porque ahí se filmaron escenas de las dos primeras películas de Batman que hizo Christopher Nolan. El edificio es gigante, pero la zona parece algo peligrosa y no se puede entrar al complejo, así que la visita fue solo por fuera.

El otro lugar que quería conocer era Union Station. A pocas cuadras de la oficina de correos, está esta estación de trenes cuya arquitectura es sublime y, para mi favor, muy pocos turistas visitan. Apenas entramos no podíamos creer lo vacía que estaba, además, nadie era consciente de donde estaba o a nadie le importaba.

Me tomó un segundo encontrar la escalera en donde Kevin Costner pone en peligro la vida de un bebé mientras le dispara al bandido de Los Intocables.

Union Station chicago
Union Station

Después de ese momento cinéfilo, nos fuimos a ver la Buckingham Fountain, nos quedaba de pasada hacia la parte de los negocios de la ciudad.

En el parque donde está la fuente estaban preparando todo para un festival culinario, así que pasamos, tomamos unas fotos y seguimos rumbo a la Magnificient Mile.

La Buckingham Fountain y un calor asesino en el parque

Caminamos por la State Street para poder ver la zona de los teatros de la ciudad, incluido el famoso Chicago Theatre. Desde ahí, seguimos hasta tomar la avenida Michigan.

Paseamos por esa calle hasta que vi, casi por casualidad, una puerta que daba a un jardín, era el convento de la Iglesia Presbiteriana y tenía un jardín soñado, vacío, abierto, en medio del caos y los edificios de la ciudad.

Nos quedamos un rato y pegamos la vuelta, era hora de descansar, al día siguiente partiríamos rumbo a Washington DC.

Recomendaciones para viajar a Chicago

  • Eviten ir en invierno salvo que les guste el frío, hace MUCHO frío.
  • Hay museos hermosos en esta ciudad que yo no pude recorrer por falta de tiempo. Si desean visitarlos destinen, al menos, un día más a la ciudad.
  • Es una ciudad bastante cara, conviene comprar comida en el super y cocinar.
  • Las afueras de Chicago pueden ser peligrosas, traten de no ir de noche salvo que vayan con algún local que conozca.
  • Las lineas del metro recorrer toda la ciudad, pero si se hospedan en el centro ni lo van a usar.
  • Hay varios paseos en bote por los canales donde les muestran de cerca la arquitectura, es caro y por eso no lo hice, pero si vuelvo a ir no me lo pierdo!

 

Armá tu viaje con Laura No Está

Para tener un itinerario de viaje único y a tu medida, recordá que podés contratar los servicios exclusivos que ofrece esta web. ¡No te lo pierdas!

2 Replies to “¿Qué ver y qué hacer en Chicago?”

  1. Zulmarie Merced says:

    En enero 4 de este año viaje a Chicago y el frío era muy fuerte, evitaba salir de noche pq no lo aguantaba.

  2. Además, es la ciudad de los vientos! Por lo que se siente el triple el frío!

Deci hola! Dale, animate!