Guía para visitar las Cataratas del Niágara

Cataratas del Niágara

Las cataratas del Niágara

Visitar las cataratas del Niágara era un imperdible en el viaje que realicé con mi mamá por Estados Unidos y Canadá. Veníamos de recorrer Toronto y nos parecía que Niágara era una buena escala antes de partir rumbo a Chicago.

Siendo argentina y habiendo conocido las cataratas del Iguazú, sentí que nada podía igualar la belleza natural misionera que deslumbra a quien la visita. Sin embargo, nos pareció que estando cerca de este lugar no podíamos privarnos de la visita.

La primera decisión que tuvimos que tomar fue de qué lado de las cataratas queríamos quedarnos. Después de analizar costos y opiniones en TripAdvisor, decidimos que lo mejor era optar por el lado canadiense y, cuando cruzamos a conocer el estadounidense, reconfirmamos que habíamos elegido bien.

Las Cataratas del Niágara en verano

¿Cómo llegar a las cataratas del Niágara desde Toronto?

Como en casi todo este viaje, decidimos trasladarnos de Toronto a Niágara en bus. Lo hicimos con la compañía Greyhound, que ofrece un servicio bastante bueno, económico y constante. El trayecto nos costó alrededor de U$S15 por persona y dura una hora y media.

Me acuerdo que llegamos a la estación de buses de Niágara y no había nada. Realmente, NADA. Un lugar vacío, un calor terrible, pleno sol y algunos taxis. Nos tomamos uno que nos alcanzó hasta el hotel, que quedaba a unas 15 cuadras

cataratas del níagara
Gente, autos y ruta. Muy distinto al ambiente de las Cataratas del Iguazú.

¿Dónde hospedarse en Niágara?

Una de las razones por las cuales elegimos el lado canadiense fue la variedad de hoteles y precios que encontramos. Del lado norteamericano era más caro y los hoteles más lejanos a las cataratas.

Nos hospedamos en el Country Inn & Suites Niagara Falls, el hotel era muy lindo, las habitaciones amplias, el precio incluía desayuno y, además, tenía una pileta y un jacuzzi. Nunca pudimos usarlos porque estaban siempre ocupados con niños.

Otra gran ventaja del hotel era su ubicación, apenas a 2 cuadras de la zona comercial y a 5 de las cataratas. Si bien la zona turística de Niágara es pequeña también es bastante caótica, no solo por la cantidad de gente sino por los ruidos, las luces y toda la parafernalia que se armó alrededor de la atracción principal.

Cataratas del Niagara
Parece Las Vegas pero no. Esto es a una cuadra de las cataratas.

¿Qué hacer en las cataratas del Niágara?

Obviamente lo más importante que hay es ver las cataratas pero, cómo, cuándo y desde dónde. Para visitar las cataratas en su plenitud hay que caminar. El trayecto que bordea toda la atracción tiene unas cuantas cuadras de pasarela hasta llegar a la herradura desde donde desemboca la mayor caída de agua.

Es realmente impresionante como sólo te separa de la catarata una baranda que, a duras penas, llega hasta la cintura de un adulto. No hay otra protección que mantenerse alejado y no sentir ninguna pulsión de muerte en ese instante.

Lo primero que hicimos fue caminar hasta Horseshoe Falls, la caída más importante del lugar, es imponente de ver y de escuchar. Sacamos algunas fotos y, el regreso, lo emprendimos con ánimos de ver un poco más lo que había al costado del río Niágara.

El clásico arco iris que se forma en la Horseshoe Fall

Así fue como llegamos al Queen Victoria Park, unos jardines en honor a la Reina Victoria, un lugar de acceso gratuito donde pueden encontrar algo de tranquilidad mientras se acercan a la caótica zona céntrica.

Desde el lado canadiense, podemos observar las American Falls, estas cataratas que desembocan sobre el río Niágara son, comparadas con la Horseshoe Fall, una cascada en miniatura. En la primera foto pueden verlas sobre el lateral, mientras que la catarata más imponente se observa al fondo, entre la bruma.

De ambos lados de las cataratas del Niágara pueden contratar el famoso barco que los acerca hasta la caída principal. La compañía canadiense es Hornblower y la americana Maid of the Mist. El valor de los paseos empieza en CAN$ 26.

Si bien desde el lado canadiense pueden tener una vista mucho más cercana al Horseshoe Fall, desde el lado americano tienen varios caminos de madera, similares a los de Cataratas del Iguazú, que permiten acercarse más a los saltos mas pequeños.

Dejando de lado las cataratas en sí, de ambos lados de ella se crearon grandes centros comerciales a cielo abierto. Allí encontraran museos, como el Ripley’s Believe it or not, el Museo de Cera del Castillo de Drácula y el Museo del libro Guinness de los Récords. Quizás, al igual que yo, se pregunten que tiene que ver esto con la naturaleza? NADA.

cataratas del niagara
El lado americano con sus American Falls

Recomendaciones para visitar las Cataratas del Niágara

Lo que más me sorprendió no fueron las cataratas en sí, fue el ambiente que impusieron alrededor de ellas. Pienso en cuánto más lindo sería el lugar si lo hubiesen dejado más salvaje, más único, más natural. En cambio, decidieron explotarlo con casinos, museos de (des)interés general y restaurantes bastante caros.

Si bien es una visita obligada si están por la zona, para los que conocemos las cataratas del Iguazú, estas son una lagrima.

Estos son mis tips para una estadía placentera:

  • Ideal ir en primavera porque en verano el calor es insoportable.
  • Lleven ponchos de agua para tomar las excursiones porque se van a mojar.
  • Hay varios hoteles con vista a las cataratas aunque son algo caros, a mi me gusta alejarme un poco de tanta luz y sonido a la noche, pero si gustan, las vistas desde esos hoteles son increíbles.
  • Venden pases para varias atracciones, a mi gusto no vale la pena porque las otras atracciones no me interesan, pero si piensan quedarse más tiempo es una buena opción.
  • En un día les alcanza para ver lo más importante, más de tres días me parece un exceso.

 

Armá tu viaje con Laura No Está

Para tener un itinerario de viaje único y a tu medida, recordá que podés contratar los servicios exclusivos que ofrece esta web. ¡No te lo pierdas!

One Reply to “Guía para visitar las Cataratas del Niágara”

  1. Muy útil el post

Deci hola! Dale, animate!